sobre mi

Montse López Izquierdo

Artista creadora de KilkorArt

Mi niñez transcurrió entre lápices de colores y libretas de dibujo

ya entrada en la adolescencia, se transformaron en  pinceles, oleos y lienzos.   Y ese olor a trementina y aceites….

Sin embargo la  elección de mi profesión fue por otras vías más “convencionales”, y estudié la carrera de derecho.  Abrí mi propio despacho  y ejercí la abogacía durante varios años, aunque mi inquietud artística siempre estuvo ahí.

Tras unos años como abogada, movida por mi necesidad de  dedicarme a mi verdadera pasión,  estudié diferentes técnicas artísticas e inicié una nueva trayectoria  abriendo mi propio estudio  donde realizaba pintura mural, y de muebles.

Siempre inquieta por seguir aprendiendo,  y  por el interés que también sentía hacia el mundo de las energías  estudié feng Shui (técnica milenaria para la  armonización de los espacios)  durante dos años y  tambien Geocromoterapia, estudios que me concienciaron de la influencia energética y vibracional que las formas y los colores tienen sobre los espacios y las personas. 

Montse López

¿Y porqué geometría y mandalas?

A partir de entonces que sentí la necesidad de plasmar en los lienzos figuras geométricas y mandalas que, por la combinación de determinadas formas, colores y símbolos, ayudasen a mejorar nuestra energía  y la de nuestro entorno, tanto personal como profesional,  contribuyendo así a un mejor bienestar personal.

Una de mis mas importantes fuentes de inspiración por la fuerza que me transmiten y por la misteriosa simbología que sin duda tienen son los maravillosos mandalas y figuras geométricas que aparecen dibujados  en  los círculos de las cosechas  de tantas partes del mundo, aunque principalmente del reino Unido.

El proceso de creación de una forma geométrica o de un mandala a través de la técnica del pan de oro, que es la que utilizo principalmente en mi obra,  es apasionante. Los colores y las formas van apareciendo poco a poco hasta que terminan siendo una entidad con personalidad propia que emana su vibración en el entorno e influye sobre el estado emocional de quien lo observa. Mi intención es hacer obras “vivas”, cambiantes, en función de la luz del espacio, y que lleguen al observador provocándole emociones.